lunes, mayo 12, 2008

AUTOBOMBO

Bueno, bueno, bueno, culebras... ¿Alguno recuerda que hace unos mesecillos estuve en Getafe en un Congreso la mar de interesante? Pues para el que no lo sepa así fue. Y fruto de mi participación allí con una comunicación sobre la figura de Jesucristo en La última tentación de Cristo (Scorsese, 1988) surgió una colaboración con la revista virtual brasileña O Olho da Historia, dirigida por el profesor Jorge Nóvoa, y versando, esta vez, sobre el tratamiento de la figura crística a lo largo de la Historia del Cine.
Pues bien, ya ha sido publicado y por eso os dejo el link, por si os apetece echarle un óculo.

http://oolhodahistoria.org/artigos/CONGRESO-iconografia-jesucristo-maria-argeles.pdf

5 comentarios:

krisish dijo...

Enhorabuena!! En cuanto me organice en esto de buscar curro me lo leo.

Besetes

Jesus dijo...

Hija mía, pero qué culturetas te nos estás volviendo!

Iban Silván dijo...

Lo primero que te tengo que decir es que no he podido leer tu comunicación sobre cristología, pero que tengo ganas de hacerlo tarde o temprano, cuando tenga algo más de tiempo.
A mí, como ves, El último viaje del juez Feng me pareció un bodrio para cine club muy calculado y me irritó muchísimo, aunque lo que dices de los paisajes es cierto.
Pero yo cada vez me centro más, y ya casi únicamente, en el subtexto, y no soporté a los indígenas vestidos permanentemente de gala, los chistes fáciles y el esquivar absolutamente todos los problemas. En serio, creo que es muy fácil hacer un guión así. Más que un guión es una idea.
Los temas, los recursos del cine que yo llamo "antiglobalización", se vienen repitiendo desde hace unos años y son idénticos, siempre los mismos: el jubilado, el disfrutar de la vida, la tradición, los caracteres inmutables de los pueblos y de las personas. Es un nolotil, un valium, vaya. Es "soma".
Un abrazo,
Iban

Iban Silván dijo...

Una aclaración. Más que cine antiglobalización, que también tiene un "tufillo" en este sentido (sin que esto signifique que yo esté a favor), lo que quería decir más exactamente es que es cine anti-estrés, pro-simplificación de la vida. Es el juego de las bolas chinas contra el estrés. Y creo que tiene sus propios canales de distribución en los cine-clubs etc.
Un abrazo,
Iban

El Nabo dijo...

dejaste esto con un bombo hace la tira. supongo que mamá ya eres.