martes, abril 22, 2008

ACOPIO DE MATERIAL

Lo sé, lo sé. Pero a veces ocurre que los días están faltos de horas cuando las noches cuentan con horas de más que tal vez estén de más.

Son varias las películas vistas en este intervalo, por lo que la reseña será breve y conjunta para no agotar las neuronas del personal que tan amablemente me lee.



Cuatro meses, tres semanas, dos días (Cristian Mungiu, 2007). Qué decir de este inmenso film rumano, hecho con pocos medios pero con un potencial tan abrumador que te arruga el alma hasta extremos inimaginables. Que me encantó, que salí echa polvo pero feliz de poder pensar en la sala cinematográfica, una vez más, aunque siempre a pesar de los desafortunados comentarios de los vecinos de atrás. Su director Cristian Mungiu, se arriesga con una historia poco alejada de lo cotidiano, en principio, pero que te va dejando de piedra según se desarrolla. No os perdáis la escena final, aunque la señora de detrás se quedó de una pieza: “Pero, ¿ya?” Os dejo con la intriga.


Lo mejor de mí (Roser Aguilar, 2007). Otra peli triste, qué se le va a hacer, que me gusta sufrir, por lo visto y lo ya comprobado. En este caso es la opera prima de Roser Aguilar y la chica promete. Con un reparto bien medido (grande Marián Álvarez) y un argumento enternecedor, me sentí atrapada desde el primer instante en este cuento de amor que acaba… No voy a ser malvada, sólo os digo que, de nuevo, el final es lo mejor y no porque sea el fin, precisamente. Es una historia de dos pequeña y preciosa que os recomiendo. Por cierto, que creo adivinar una nueva forma de hacer cine en Cataluña. Atentos a los movimientos de cámara y a la luz azulada que baña las escenas; a mí me remiten a Tu vida en 65 minutos (2006), de la también catalana María Ripoll.



Rebobine, por favor (Michel Gondry, 2007).
Por fin, la película cómica que mi emotividad estaba buscando para descansar un poco las glándulas lacrimales de la tristeza y poner a funcionar las de la carcajada. Los que me seguís desde hace tiempo sabéis que Gondry me gusta especialmente gracias a su poderosa imaginación desbordante, pero es que esta vez se supera al conseguir la risa en cada uno de los fotogramas que componen este homenaje al cine y al formato VHS. Por supuesto, ¡Olvídate de mí! (2004) sigue siendo mi peli favorita del cineasta francés, sin embargo, lo he pasado genial viendo a Jack Black en su salsa, junto con Mos Def y un reparto de secundarios de lujo: Mia Farrow, Sigourney Weaver, Danny Glover… No os la perdáis.


Todos estamos invitados (Manuel Gutiérrez Aragón, 2007). Y por último, la cagada del mes. Siento ser tan explícita, pero es que me da hasta pereza hablar de ella. ¡Qué mala, por Dios! Nada más empezar ya estaba pensando en salirme de la sala, con ese inicio marcado por una música hitchcockiana terrible, pero quise aguantar por ver el trabajo de Jaenada, qué más me hubiera valido irme y seguir teniéndole en estima. ¿Y qué decir de Coronado, con su cara de bífidus permanente? Es que si dijésemos que el guión es bueno, la dirección, la música… yo qué sé. Pero es que no hay nada salvable, salvo el fundido en negro que supone el alivio supremo. En serio, no vayáis a verla, de verdad.

Y esto es todo por hoy. Espero poder actualizar en breve, y con la crítica de un film que aguardo ansiosa como agua de Mayo: Lars y una chica de verdad (Craig Gillespie, 2007).

THE END.

12 comentarios:

El Nabo dijo...

bueno pues.. no creo q vaya a ver ninguna pero, me mola leerte. sobretodo cuando arremetes. salute.

carherco dijo...

tú si que sabes quitarle a uno las ganas de ver una peli...

me alegro de que retomes las críticas, aunque no que lo hagas durante el tiempo del basket :-P

krisish dijo...

Tengo muchas ganas de ver 4 meses, 3 semanas... sobre todo por esa escena final.
Be kind rewind me gustó, pero me gustó más La ciencia del sueño y por supuesto la genial Olvidate de mí.
Eso sí las películas suecadas se salen.
He encontrado una web donde la gente ha colgado sus pelis suecadas aquí

bolboreta dijo...

No sabéis lo que habéis hecho permitiendo que deje de abrumaros con mis increibles actuaciones en el basket. Ahora me váis a tener como reportera gráfica y eso va a ser terrible ;-D
En serio, tenéis que ir a ver a Coronado, de verdad, que merece la pena. UUUUuajuajua!!! (léase con voz de Dracula acatarrao).
Que vivan la pelis suecadas!! Tenemos que hacer una, Krisish, aunque sea a distancia.
Muackazos pa´tós y patás.

Iban Silván dijo...

Yo también te sigo, incluso durante tu larga ausencia. Mil años de oraciones creo que merece "el visionado", pero tampoco es para tanto.
Iban

Austrohúngaro dijo...

Uys, q buena pinta tiene "Lo mejor de mí", gracias por la recomendación.
Respecto a "4 meses, 3 semanas, 2 días", me pareció brutal; yo me quedo con el estremecedor plano secuencia que realiza en la casa del novio, cuando están celebrando el cumpleaños de la madre, y de repente se oye de fondo el teléfono... una llamada de socorro que nadie atiende, solo ella es consciente de que su amiga está en peligro, y ahí se encuentra ella, atrapada, rodeada de extraños, sin poder hacer nada para socorrer a su amiga... uff, se me pusieron los pelos de punta, jejeje!!!

Kube dijo...

Pues yo tenía ganas de ver al coronado... pero va a ser que no...

bolboreta dijo...

¡Vaya! Tampoco era mi intención influir hasta el punto de dejar de ir a ver una peli o ir a ver otra por mis opiniones subjetivas.
Lo que yo hago normalmente es todo lo contrario de lo que me dicen, algo que me sale de dentro, ya por naturaleza ;-D
En serio, no os dejéis influenciar, ni por mí ni por nadie, que para gustos hay colores.
¡Y a seguir disfrutando del cinema!

Kube dijo...

Ni mucho menos.

Lo que dice Bolboreta va a misa!!

Dani Lebowski dijo...

4 meses, 3 semanas y 2 días, es una obra maestra absoluta, una de las mejores películas del año.

¡Un placer conocerla el otro día!

Saludos.

bolboreta dijo...

El placer ha sido mutuo, Sr. Lebowski.
Gracias por visitarme :-D
Un saludo.

bolboreta dijo...

Ruego al señor anónimo que me está llenando esta entrada de spam que ceje en su empeño de causar sino molestias porque de lo contrario me obligará a buscarle y créame, le encontraré.

It´s enough, please!