miércoles, diciembre 05, 2012

STREAMS I: DIAMOND FLASH (CARLOS VERMUT, 2011)




Póster de la película.


Ayer estrené mi abono para Streams (una selección de películas de Austria, Bélgica, Alemania, Suiza, Irlanda, España y Francia del Festival Europeo de Cine Online, en el portal de Filmin) con la película que me hizo ganar el concurso del Blog de Cineonline de Fotogramas: Diamond Flash (Carlos Vermut, 2011). 
De todas las películas propuestas, la del español Vermut es la que más me apetecía, porque de ella había oído hablar mucho y bien. Así que me dispuse a comprobarlo.

ATENCIÓN: SPOILERS

Ya no se pueden enfadar conmigo si se enteran del argumento, uno de los misterios mejor guardados del film con la intención de que el espectador lo vea sin ningún tipo de información, para poder disfrutar así de una película que sorprende por varios motivos.
Se trata de la opera prima de Carlos Vermut (director, productor y guionista de la película), un joven ilustrador que se pasa al cine de forma contundente. Y lo es porque aborda un tema difícil como es el maltrato hacia la mujer y lo hace de una manera en absoluto convencional, entrelazando historias, personajes y géneros al incluir fragmentos de la vida de cinco mujeres vistos bajo la perspectiva del thriller, el drama social e, incluso, lo fantástico (no nos olvidemos de Diamond Flash). La película se va entrecortando en capítulos cuyos títulos (Familia, Identidades, Sangre...) nos van aportando pistas de lo que va a suceder a continuación y nos hacen saltar de una historia a otra, en ocasiones de forma abrupta y sin conexiones. Pero estos cortes, con bruscos fundidos en negro, empiezan a tener sentido y, como si de un puzzle se tratase, vamos armando poco a poco las historias y entendiendo las conexiones que hay entre ellas. 



 Elena tiene un secreto relacionado con Diamond Flash.


La factura del film está marcada por una producción de bajo coste (Vermut confiesa haber utilizado una cámara fotográfica con grabación de vídeo para rodarla y las localizaciones son las casas de sus amigos y poco más), característica que en este caso se torna en virtud, porque así se cede el protagonismo a los personajes que, en general, están bastante bien trazados. Una mujer maltratada que repite la historia de su madre y que cree en la justicia de los superhéroes, los que son buenos de verdad y no matan a los malos, por muy malos que sean; una madre angustiada por la desaparición de su hija y traumatizada por los abusos sufridos en su infancia; dos mujeres que secuestran y matan sin mayor problema, aunque no carecen de sentimientos; una torturadora que demuestra ser actriz nata a la hora de engañar a su víctima... Todas ellas relacionadas con un ¿hombre?: Diamond Flash, personaje que aparece y desaparece sin dejar rastro y sin ser ese superhéroe soñado.

Para dar forma a todos los personajes, el director se vale de actores poco o nada conocidos (excepciones son la televisiva Inma Isla y Javier Botet, al que siempre es un gusto ver en acción) que sacan adelante el trabajo con bastante acierto, si bien es verdad que se aprecian algunos errores y no todos resultan demasiado verosímiles. Pero si hay que destacar a alguno de ellos me decanto por María Victória Radonic, una asesina bastante psicópata que llega a dar miedo de verdad.

Hablábamos del bajo coste que ha supuesto la película pero se debe destacar que no por ello se ha dejado de lado elementos como la fotografía, muy cuidada a mi entender, en la que destacan los numerosos encuadres a partir de los marcos de las puertas con el fin de darle importancia a la escena y al diálogo. La iluminación también está bien tratada, con claroscuros en los momentos clave y una luz naturalista en el resto de las escenas.



La aparición de Diamond Flash es un buen ejemplo del uso de la iluminación y los encuadres. 

Y antes de meterme con los peros de la película, quisiera destacar otro elemento que me ha parecido interesante; se trata de la BSO, que me enganchó desde los créditos del inicio, con la canción Say It No More, de Simon Gale and His Music. Se trata de la melodía de la carta de ajuste de la BBC en los años 60, una música que le pareció adecuada al cineasta por su tono dramático (leer más sobre la BSO aquí).





Vídeo de la canción de los créditos de apertura del film


Y, como ya hemos anunciado, vamos ahora con aquellas cosas que no me acaban de convencer que, también he de decir, no son demasiadas. 
Para empezar, es de justicia destacar que se trata de una primera película, del debut de Vermut y que tampoco hay que ser demasiado estrictos por ese mismo motivo. Pero hay cosas que saltan a la vista (y al oído), como por ejemplo, la silueta que se ve pasar entre sombras en uno de los momentos en que Juana y Lola hablan en el restaurante o el hecho de que Elena hable con Lucía y le llame Elena. Quizás sean pequeños fallos, tonterías al fin y al cabo, pero creo que merece la pena rehacer la toma y dejar la película a prueba de quisquillosos como yo misma.
Como digo, esto no son más que tonterías. Lo que sí me desconcierta y no me acaba de convencer es el hecho de dejar prácticamente todas las historias sin final, en el aire. Quizás en ello radique parte de la originalidad de la propuesta pero, como espectadora, me gustaría que, después de dos horas de estar pensando y enlazando temas, se me diese una solución para el rompecabezas: quiero saber qué es lo que les ha sucedido a los personajes, quién es Diamond Flash, dónde está Alba, qué le va a suceder a Elena.
Por otro lado, hay cosas que me molestan como el hecho de que Elena se quede tan tranquila después de todo lo que le ha sucedido. O que Jaime y Violeta desayunen como si nada hubieran hecho después de las barbaridades que han pasado. Lo dicho, me parece que quedan cabos sin atar y eso me molesta bastante.
Además, no tengo muy claro cómo se aborda el tema del maltrato. El hecho de introducir elementos fantásticos (que no me desagradan, he de decir) no le quita importancia a los golpes, a las muertes. Elena cree en los superhéroes buenos, pero lo cierto es que los buenos parecen no existir. Su admirado hombre enmascarado no es más que un matón que la pone en peligro. ¿Qué debemos pensar ante ésto? Quizás lo que necesite la película es mostrar un castigo para los asesinos y torturadores, una esperanza final y no una amenaza, que es con lo que nos quedamos. 

Superhéroes con superpoderes, venganzas, secuestros, intentos de asesinato y asesinatos consumados, amores no correspondidos, polémicas con los cócteles en el Picnic mientras se busca una sonrisa... Diferentes personajes con diferentes problemas y ambiciones tratados mediante géneros diversos que se entrecruzan dan lugar a uno de los films españoles del momento. Con sus virtudes y sus carencias. 
De lo que sí estoy segura es de que a Carlos Vermut hay que seguirle la pista. A lo mejor no nos da solución para los problemas que plantea pero lo que sí aporta es entretenimiento y ganas de pensar. Démosle tiempo.


17 comentarios:

krisish dijo...

Yo me la he comprado junto con el cómic. No le encontré ninguna pega.
Besos

Anónimo dijo...

No me ha gustado mucho la crítica... Para empezar, se intenta juzgar a la película desde una perspectiva moral (los malos pagan por sus crímenes). eso lo hemos visto demasiadas veces ya en cine, precisamente Diamond Flash acierta por su ambiguedad. ¡Cuanto daño ha hecho Hollywood!

Otra cosa... La silueta que aparece cruzando el pasillo justo cuando juana se da la vuelta, creo que es más que evidente que es Diamond Flash que ya está en la casa... No es un error.

Crítica superficial.

bolboreta dijo...

Krisish, me alegra que la hayas disfrutado mucho; yo también lo he hecho, pero no tanto.
Siempre es un placer leerte por aquí.
Besos gordos.


Anónimo, gracias por leer la reseña y dar tu opinión.
Me gustaría matizar algo y es que considero que crítica es precisamente lo que se viene haciendo en este blog desde sus inicios: analizar las obras y opinar acerca de lo bueno y/o lo malo de todas y cada una de las películas. No creo en los "intocables", ni en cuanto a autores ni en cuanto a sus obras, y no porque Diamond Flash guste a todo el mundo me tiene que gustar a mí también.
Y te aclararía unas cuantas cosas más pero, como ni siquiera sé quién eres, no me voy a molestar.
Sólo quiero terminar diciéndote que todas las opiniones se respetan en este blog porque, como bien dice su subtítulo, éste es "un blog sobre Arte para todos aquellos que quieran expresarse", así que, Anónimo, bienvenido (o bienvenida) seas.

Anónimo dijo...

"Me gustaría matizar algo y es que considero que crítica es precisamente lo que se viene haciendo en este blog desde sus inicios: analizar las obras y opinar acerca de lo bueno y/o lo malo de todas y cada una de las películas."

Querrás decir sobre lo que te gusta y no te gusta, no sobre lo bueno y malo. Recuerda que tu crítica (y la mía hacia la tuya) son subjetivas... Si no eso tenemos claro... mal vamos.

Además, ¿quién ha dicho que esta peli sea intocable?, (soy el primero que le ve carencias a Diamond Flash) Critico tu crítica porque, según tu punto de vista me parece (subrayo "me parece") superficial y poco interesante, no porque no sea absolutamente benevolente hacia el film.

Espero que sepas comprender la diferencia.

Gracias y un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Perdón, quería decir:

"Critico tu crítica porque tu punto de vista me parece (subrayo "me parece") superficial y poco interesante..."

bolboreta dijo...

Efectivamente, mal vamos, porque si a estas alturas me tengo que poner a explicar que una crítica es algo subjetivo...

Te agradezco la lectura y los comentarios pero para mí ya está de más seguir con esta conversación que no lleva a ninguna parte.

Saludos, Anónimo.

Anónimo dijo...

"Efectivamente, mal vamos, porque si a estas alturas me tengo que poner a explicar que una crítica es algo subjetivo..."

Esto me confirma que el problema, entonces, es que no sabes usar el lenguaje y sus matices correctamente.

No te preocupes, le pasa a mucha gente.

Jesús de la Vega dijo...

¡Muy buena la crítica! Totalmente de acuerdo contigo. A mí también me decepcionó un poco que las historias no se resolvieran, pero luego me quedé pensando y llegué a la conclusión de que la gracia de la película es precisamente que NO PASA NADA. Eso lo relacionaría con el cine de Lynch y Buñuel y lo alejaría de Hitchcock (sin duda otro de los grandes) en cuyo cine todo ocurría por una razón dentro de la lógica interna de la película.

bolboreta dijo...

Jesús, gracias por tu aportación. Me encanta que hagas esa comparación, resulta muy interesante.
Se agradece leer un comentario constructivo después de tanta palabrería barata.
Un abrazo.

JSP dijo...

Desde el punto de vista de un mero espectador, he de decir que la película capto el 80% de mi atención y muy a mi pesar después de lo conseguido me defraudo por multiplicado ese 20% restante, me quedé decepcionado después de creer que la película iba a ser diferente…
Para mí lo comentado en la crítica respecto a los fallos es más que notorio, Elena llamando a su amiga Elena y la sombra; o es un error más o es una pésima forma de denotar que es “Diamon Flash” quién está en la casa (estoy seguro de que muchos espectadores ni siquiera saben de qué escena se habla), con eso se dice todo…

He de precisar que los comentarios fuera de lugar en éste espacio, vienen simplemente a falta de apreciar otras perspectivas; tan válida es la opinión del lector como el de la de la autora (por tanto las ofensas disfrazadas sobran, si se desea aportar una perspectiva distinta, motivo a que se escriba una crítica en forma y no un simple comentario en espacio de terceros)

Con respecto a un comentario en particular, y con todo el respeto del mundo, he de precisar algo a mi opinión,
1.- El que los malos no paguen pos sus crímenes no la hace mejor película, es cierto que da originalidad, pero el acierto o no sigue quedando en cuestión de gustos… Una buena película lo será al margen de criterios como estos.
2.- El abanico de críticas es más amplío como para pretender limitarse a Hollywood, la película en cuestión da fe de ello, por tanto es un comentario fuera de lugar el mencionar un supuesto daño.

Agradezco la crítica y al margen de opiniones personales, pretendo y deseo que todos podamos expresarnos en este espacio con respeto mutuo. Me parece un blog profesional, por tanto es deber de los que comentemos dirigirnos con dignidad y respeto, aportando comentarios en bien del espacio por y para todos.

bolboreta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
bolboreta dijo...

JSP, gracias por el comentario y bienvenido al blog (creo que es la primera vez que comentas, si no me equivoco).

Se agradecen comentarios como el tuyo que, más allá del acuerdo o la discrepancia, están llenos de respeto y educación, porque eso es lo primero. Si esto no existe, lo demás no importa.

Espero que comentes más a menudo.

Un abrazo.

Eva dijo...

He llegado a esta web buscando sobre esta pelicula. La entrevista esta bastante bien. Leyendo los comentarios, no entiendo la actitud de Anonimo metiendose con la persona que escribe el artículo de manera tan agresiva. Está claro que el mundo está lleno de gente que no entiende las cosas. Es evidente que la chica que lo has escrito es una niña pequeña. No nos volvamos locos por favor.

Álber dijo...

SPOILER En la última escena, Julio le dice a Elena que cree que es ella la que no sabe quién es él. Julio ES Diamond Flash y a continuación se venga de ella dejando su nombre como pista. Por eso el capítulo 4, que sólo contiene esa escena, se titula Destello de diamante.

Álber dijo...

(es interesante pensar lo que eso dice sobre el triángulo Diamond - Elena - Julio)

Álber dijo...

(y hace suponer que la salvó porque la estaba siguiendo)

bolboreta dijo...

Gracias Eva (siento no haber visto antes el comentario. Mis disculpas) y Álber por vuestros comentarios. Se agradecen nuevas aportaciones.

Saludos.