miércoles, mayo 20, 2009

¡¡CE NI CI TAS!!

El pasado lunes me atreví a entrar en la sala 1 (siempre es la sala 1) con un poco de incertidumbre y mucho prejuicio. Lo sé, lo sé, no me regañen, pero es que es inevitable el ponerme mala de los nervios cuando de Dalí y Buñuel se trata.




¿Y bien? Pues mal o, mejor dicho, regular. Empezamos mal con el título (Sisterboy, esto va por tí). Si la película se ha rodado en inglés y se ha titulado Little Ashes, en español ha de ser Cenicitas, porque es la traducción correcta, porque es el título de una obra de Dalí y porque es el resumen perfecto para la película aunque más que cenizas nos vendan humo.

Dicen las malas lenguas que Philippa Goslett se ha documentado durante diez años - nada menos - para escribir un guión realista, adecuado. Y yo no puedo hacer más que reír y reír. Y me carcajeo porque al final del film se nos informa de que se ha basado en las memorias de Salvador Dalí. Y si tanto ha leído y se ha documentado sobre la vida de tres de los más grandes, estarán conmigo en esto, debería saber que no hay que darle mucho crédito a lo que diga el genio, no cuando se parapetaba bajo la máscara paranoico - crítica que había fraguado para evitar las heridas más letales, las de los sentimientos.



Dicho esto, comentar que a partir de aquí me niego a creerme casi nada de lo que en la película se afirma y menos de boca de los actores menos parecidos a dichos personajes que han podido encontrar (Javier Beltrán se salva y Arly Jover, cuya aparición es la sensación de la obra, también). ¿En qué demonios estaban pensando al escoger a Robert Pattinson para encarnar al pintor? ¿Qué le pasa a ese chico en la cara? ¿Habrá engullido un tarro de polvos de talco? ¿Será un vampiro real? No me lo creo nada, al igual que a Buñuel (Luis, ¿qué te han hecho?) y no hablo de parecidos exclusivamente.

Se pretende arrojar luz histórica basándose en leyendas, con imágenes falseadas y con poca documentación (véanse los atuendos de los madrileños que pululan por las calles cual espantajos de Carnaval. ¡Qué sombreros!) y menos vergüenza aún.

Qué decir de los poemas recitados por Federico García Lorca, anulados por una voz en off que los traduce al inglés. ¡Qué injusticia, madre!




Pero no todo va a ser inquina por mi parte. Reconozco una labor técnica importante, con imágenes muy hermosas aunque sin venir a cuento (véase el momento de la playa en Cadaqués, que rezuma luminosidad y composición "sorolliana", si es que así se puede decir).

También les reconozco la valentía de haber intentado dar voz y presencia a aquellos que nos han abandonado y que hoy, sociedad putrefacta, serían bienvenidos más que nunca.

11 comentarios:

bolboreta dijo...

Yooooo, soy tozuda porque el mundo me ha hecho asíiii...

SisterBoy dijo...

La escena de Cadaqués es buena y mala al mismo tiempo, la de la playa es la parte buena y la del baño bajo la luz de la luna es la parte mala o mejor dicho la parte empalagosa. Por cierto que tanto los marineros catalanes como los andaluces me parecierón también un poco de postal de tienda de souvenirs.

Lo de los actores en cambio lo comprendo porque seamos sinceros, el aspecto que tenían Buñuel y Dali en aquellos años es irreproducible.

De todos modos vuelvo a decir que, al margen de fidelidades históricas y desde una mirada distante sobre el mítico trío (excepto, repito, en el caso de Buñuel del que soy un fanático admirador y que, repito también, es el peor parado de los tres en cuanto a su personaje), me sentí implicado por esa historia de amor entre dos genios emergentes.

Por cierto ¿la viste por fin en versión original?

bolboreta dijo...

Comparto la visión sobre las escenas en Cadaqués; ese retozar en el agua cual sirenas o gemmas menguales es terrible.

Y sí, la vimos en VOS, de ahí que me cabree tanto que se doblen los momentos en que Lorca recita en español; con unos subtítulos hubiera sido más que suficiente o ni siquiera eso.

SisterBoy dijo...

Aun así tuviste suerte de no exponerte al doblaje.

bolboreta dijo...

Pues tengo una curiosidad enorme por ver algún fragmento doblado. Lo buscaré y ya te cuento ;-)

bolboreta dijo...

¡Terrible, terrible! Sísisi, desde luego es mejor ver la VOS con el doblaje patético de la obra lorquiana que aguantar el doblaje pésimo (mira que es mala la voz que le han puesto a Dalí. Tiene que estar revolviéndose en la tumba).

Tengo muchas ganas de ver todo lo presentado en Cannes, Antichrist incluida.

Refrescospepito dijo...

c

Refrescospepito dijo...

Hey, a mí me pareció que la versión original no valía ni una papa peluda porque es que escoger actores españoles para hacer la peli con ese acentazo españolo... pues era de risa.
Qué mal hablaban inglés.
Casi hubiera preferido verla doblada.
¡Gñ!
Y los Dal/Lorca/Bueñuel originales son muy feos.
¿Qué hay de malo en sacarlos guapos a pesar del peluquín y bigotes de Dalí que cantaba ópera?

bolboreta dijo...

Pues mira, se me ocurre que para darle ese aire surrealista que le falta (le falta mucho y le hace mucha falta) podrían haber escogido actores - qué digo actores... ¡actrices! - y que hablasen en sueco o en chino mandarín... Seguro que la película gustaba más. Y lo digo completamente en serio, que hoy la ironía me la dejé en casa.
Tenemos el problema de las coproducciones y la nacionalidad de las pelis. En este caso, ¿cuál es la bandera bajo la que se acoje el film? La que pone la pasta, la que ofrece las localizaciones, la del director... Esto es decisivo a la hora de utilizar un idioma u otro, pero he de deciros que estuve en un curso de verano con mucha gente de esta que es importante discutiendo sobre el tema y no llegamos a ninguna conclusión.
En fin, Pilarín...

SisterBoy dijo...

Hermano con lo feos que eran Dali y Buñuel (no tanto Lorca) a ver quien querría ver la película :D

bolboreta dijo...

Nada de actores más o menos guapos (insisto, a Pattinson le ha dado algo, no es normal que tenga la tez de María Antonieta. Y encima es feo). Pero es que los tres son inimitables: Dalí, enfermizo pero estiloso; Buñuel, de rostro pétreo y deformado por la violencia; Lorca, de gran cráneo y mirada penetrante. Ha de ser dificilísimo dar con gente que se les asemeje un poco - aunque yo tengo una teoría muy interesante al respecto, que algún día saldrá a la luz, cuando cuente con los medios necesarios para demostrarla empíricamente.
Lo dicho, para evitar el hacerlo mal, mejor optar por el su - realismo.