lunes, diciembre 03, 2007

LA TORTURA

Ayer por la noche me frotaba las manos complacida por el estreno televisivo de El perfume (Tom Tykwer, 2006), sólo un año después de que me la perdiera en las carteleras. No he leído el libro y por eso estaba bastante expectante. Hoy creo que ni el libro me voy a leer (es algo que suelo hacer: ver primero las adaptaciones cinematográficas y luego leerme las obras. No preguntéis por qué, pero es un reto para la imaginación).
¡Qué desastre! Mientras los que me acompañaban cogían un libro para no morir en el intento o se iban a dormir directamente, yo aguantaba estoicamente y le robaba horas al sueño hasta que la rabia se apoderó de mí y abandoné a poco del final.
Desde el inicio ya hay algo que molesta. Tal vez el manido topicazo de la sociedad francesa del XVIII, con esas pelucas que conspiran y retozan con amantes de todo tipo, tal vez la mala resolución actoral de todos los intérpretes, empezando por el propio Dustin Hoffman y pasando por el protagonista (Ben Whishaw), una especie de perro buscatrufas que no aporta nada al film.
El trabajo del director tampoco es elogiable, sin embargo destacaría su labor como compositor de la banda sonora, lo único reseñable (creo que fue lo que me hizo aguantar tanto ante el televisor).
Lo más patético, ese momento de "presencia angelical" e instigadora de la orgía (obispo incluído) ante el cadalso. Sin palabras.
Películas como ésta sobran, aunque sean adaptaciones de best-sellers (véase Alatriste), y suponen un insulto para la inteligencia del espectador.
He dicho.

6 comentarios:

krisish dijo...

Siento disentir pero no creo que sea tan mala la adaptación de Tykwer.
Yo intento leer siempre antes la novela original y esta fue una de las que más me impactó cuando tenía unos 14 años. La novela es genial, y si tienes un rato recomiendo que le eches un vistazo ya que se lee muy rápido. No te arrepentirás.

bolboreta dijo...

No cuestiono la adaptación porque no puedo, pero la película no me gustó. Si tú me recomiendas el libro me lo leeré, que me fío de tu gusto.
Biquiños.

Nacho dijo...

Buf! El perfume... que mal huele.
Si te perdiste el final, te perdiste lo mejor, es cuando e el cine me empeze a mear de la risa (yo si pagué).
Un efecto curioso es que quien ha leido el libro (lo comprobé con un sondeo) le gusta más la peli que quien no lo ha leido (como es mi caso). Basicamente es porque la peli no se entiende y no transmite no se que rollos de los olores que en el libro, por lo que dicen, esta genial.
No mas perfumes por favor, y menos en esta epoca de anuncios televisivos.

bolboreta dijo...

Jjajajajaj!!
Pues debe ser por eso.

Zurro dijo...

Bolbreta por fin escribo en tu blog, pues por raro que parezca no comparto tu opinión y eso que sabes que tenemos gustos parecidos, me gustó el perfume, me gustó como resuelve tom tykwer la díficil tarea de trasladar todo el mundo de los olores y también me gusto ben whisaw o como se llame no se me parecio bastante mágica, eso sí todo antes de esa orgía y el dando aletazos con el pañuelo, en ese momento me desperté y todo se me cayó en un momento, bueno pues un besazo muy fuerte

bolboreta dijo...

Zurro! Me alegra un montón que por fin te dignes a pasearte por mi humilde espacio :P
Pues sí que es raro que disentamos tú y yo en cuestión de películas... Tendremos que hacernoslo mirar...
Biquiños!